crowdfunding

¿Qué es crowdfunding?

Crowdfunding es un modelo muy popular de recolección de fondos e inversión colectiva. Funciona de la siguiente manera:

  • Una persona o una empresa presenta un proyecto y la inversión necesaria para poder hacerlo realidad.
  • El proyecto es presentado en un sitio web y la gente puede invertir lo que pueda/quiera para llegar colectivamente a financiar el proyecto.
  • Hasta que el objetivo económico no es conseguido, no se recolectan los fondos. Es decir: sólo si el proyecto llega a financiarse al 100% se les hace el cobro a las personas que invirtieron.

El proyecto puede ser absolutamente cualquier cosa. Desde vender un producto hasta donar agua potable en un país africano. Hay muchas plataformas que se dedican a proveer este servicio, entre las más conocidas: KickStarter, IndieGogo y CharityWater.

Estos modelos han probado ser muy exitosos. Las personas consiguen productos nuevos, que no tendrían la posibilidad de acceder, o donar colectivamente para una buena causa de forma muy fácil y accesible.

El medio de pago para invertir en los proyectos comúnmente es tarjeta de crédito.

El modelo de negocio de estas plataformas es muy simple: se quedan con un porcentaje de los fondos cuando el proyecto es exitoso y llega a su objetivo.

Crowdfunding en Argentina

En Argentina también hay plataformas de crowdfunding como por ejemplo Idea.me y PanalDeIdeas. No obstante, en comparación con el exterior, no sólo hay mucho menos oferta de cantidad de plataformas, sino también que la oferta provista no ha podido brindar un servicio de las mismas características al ofrecido en Estados Unidos. Esta imposibilidad se basa en tres pilares interconectados:

  • Tecnología de pago.
  • Bancarización de la sociedad.
  • Retenciones impositivas de tarjetas de crédito.

Dos de ellos no estando bajo el control de las plataformas.

Sin los 3 pilares funcionando al únisono, el éxito es difícil.

Tecnología de pago

Previamente al lanzamiento de plataformas de pago como Mango, no existía ningún servicio que tuviese la capacidad de almacenar los datos de tarjeta de crédito de forma segura y una vez llegado a un objetivo económico de un proyecto, realizar los cobros de todas las tarjetas al mismo tiempo. Con nuestra tecnología, hoy esto es posible.

Bancarización de la sociedad

Un gran sector de la sociedad -alrededor del 30%- sigue pagando servicios o bienes a través de internet con dinero en efectivo. La falta de bancarización es provocada por múltiples razones, como por ejemplo la desconfianza bancaria y el trabajo informal, entre otros.

Retenciones impositivas de tarjetas de crédito

Una empresa que cobra con tarjeta de crédito, obtiene “liquidaciones” periódicas en su cuenta bancaria por el total de ventas realizadas. Al realizar dicha liquidación, la tarjeta de crédito realiza una retención dinero a la empresa por varios conceptos:

  • 3% de comisión (modelo de negocio de las tarjetas).
  • Retenciones de IVA.
  • Retenciones de Ingresos Brutos.

Sobre-simplificando el concepto de retención: básicamente es un “impuesto por adelantado”. En vez de pagar los impuestos a fin del ciclo correspondiente, el estado utiliza este modelo de retención para recaudar los impuestos de antemano.

Esto generalmente no es un problema, ya que esa retención se transforma en crédito fiscal después de cierto período de tiempo. Sin embargo, esto sí pasa a ser un problema en el modelo de “intermediario” implícito en plataformas de crowdfunding.

Imaginemos la situación en la que un proyecto tiene como objetivo 1 millón de pesos: la plataforma de crowdfunding recibirá retenciones impositivas por la totalidad de ese monto, cuando en realidad su ganancia es tan solo un porcentaje de esa cifra.

Esto significa, que emprendimientos pequeños de plataformas de crowdfunding, no tienen la espalda económica para sustentar la operación teniendo un “descalce” financiero. Tienen que tener una gran cantidad de fondos reservados para poder soportar la operación frente a todas estas retenciones.

¿Cómo intentan resolver hoy las plataformas de crowdfunding estas problemáticas?

Utilizando servicios terciarizados de cobro como MercadoPago o PayPal.

Ventajas:

  • Utilizan la espalda económica de un tercero.
  • No lidian con las retenciones impositivas de las tarjetas de crédito.
  • La tecnología no es difícil de implementar.
  • La forma de pago, sea cual sea, son las ofrecidas por dichos servicios.

Desventajas:

  • Cada persona o empresa que tiene un proyecto tiene que tener una cuenta en dichos servicios.
  • En el caso de PayPal, por regulaciones argentinas, a los pagos con tarjeta se les adiciona el 35%.
  • Los usuarios deben pagar por adelantado, sin importar si el proyecto llega a su objetivo o no.
  • Si el proyecto no alcanza su meta, se les devuelve el dinero, lo cual genera en un proceso administrativo tedioso para la compañía y gran frustración en los usuarios.

Conclusión

¿Es posible realizar crowdfunding en Argentina?
Sí, con varias limitaciones.

¿Que sería necesario para que este modelo crezca en el país?

  • Que surjan jugadores con la espalda económica suficiente para sobrellevar esta cuestión impositiva y que deje de ser un problema.
  • Que los players en la industria de pagos se sumen a la ola de innovación internacional, como ya lo han hecho en otros mercados del mundo, y generen un formato para estos nuevos modelos de negocio.
    Hoy es muy difícil que nazcan y crezcan proyectos basados en crowdfunding así como también con otros modelos de negocios en los que se necesita una figura de intermediario, debido a todas las dificultades mencionadas anteriormente.

Desde el punto de vista tecnológico (que es el que Mango puede solucionar), avanzamos con nuestra misión de poder solucionarle la problemática de los cobros con tarjeta de crédito online a las empresas y personas en múltiple países.

La tecnología está disponible 😉